jueves, junio 19, 2014
0
por Manuel Morillo

Ante la agresión catalanista a Cataluña (usando los medios y la capacidad normativa de las instituciones estatales administrativas y políticas, secuestradas por el separatismo a nivel regional y local, y ante la inacción de quien tenía la obligación legal de evitarlo) han surgido desde el Principado organizaciones de autodefensa, que quieren preservar la naturaleza de Cataluña.

Últimamente estamos viendo como una parte, pequeña pero significativa, del pueblo catalán reacciona y estructura asociaciones para protegerse del catalanismo separatista.
En esta reacción podemos distinguir fácilmente dos tipos:

1. Una reacción que pareciendo política, es, en realidad, partidista, y donde las organizaciones que se presentan como de defensa de los catalanes son en realidad organizaciones pantallas de partidos políticos, que incluso aunque, en un paso intermedio se compartan, tienen como finalidad ser instrumento de captación y fortalecimiento de partidos políticos jacobinos, por estar controladas, aunque usen de "compañeros de viaje", por éstos.

Si se estudian sus acciones en cuanto se profundiza un poco en ellas, pareciendo, y siendo buenas, en la superficie, se rasca un poco, en seguida se ve que tienen la finalidad de fortalecer a ciertos partidos y personajes políticos, que pareciendo defensores de la esencia española de Cataluña, en realidad son partidarios de un Estado español cuyos principios serían contrarios a la naturaleza catalana y española, con concepciones antropológicas y sociales enemigas a la Hispanidad, y a la plasmación concreta de ésta, la catalanidad

2. El otro tipo de reacción es más que política, metapolítica, por basar sus fundamentos en cuestiones previas al ámbito político, y es la reacción que de verdad buscan el Bien de Cataluña, y sus acciones sirven, no a un partido, sino al conjunto de los catalanes, y por ello de los españoles.

Esta reacción es la que hay que apoyar. Un ejemplo es Somatemps con acciones como el "I Congrés Catalanitat hispana a Ripoll". No hay más que ver el programa para confirmarlo.

Y que no es una reacción controladas por el Sistema podría valorarse de varias formas pero una anécdota es suficiente: Terminan los actos con una misa. ¡Irrefutable!

Miembros de Somatemps en una concentración
Fuente: Somatemps

0 comentarios:

Publicar un comentario