martes, enero 12, 2016
4
Entrevista de Nicolás Pastor

Imagen: Diócesis de Albacete / MCS Albacete
José Luis Navarro Quijada (Albacete, 1992) es estudiante de Ingeniería y apasionado del periodismo. Como reportero cubrió el último cónclave y ha colaborado con la página Arguments de recursos para la catequesis en el siglo XXI. En la actualidad dirige el portal ConozcaElYunque.es, una iniciativa encaminada a explicar cómo actúa esta sociedad secreta en España. Navarro Quijada es uno de los laicos que desde una perspectiva católica trata de hacer frente a la que ha sido calificada por varios expertos como una de las grandes amenazas que afronta la Iglesia Católica en España.

(1) ¿Qué es el Yunque y de donde proviene?

El Yunque es una sociedad secreta nacida en México en torno a 1955 en un contexto de persecución religiosa. Sin embargo, una vez finalizadas las amenazas que podrían justificar su clandestinidad, continúan organizándose y operándose en secreto y a espaldas de la Iglesia.

(2) ¿Cuál es su objetivo?

Consideran que su objetivo es instaurar el Reinado de Cristo en la Tierra, pero no desde la Iglesia, sino gracias a El Yunque. Hay que matizar que entienden el Reinado de Cristo de una manera meramente política. Por ello fomentan el activismo y la oración queda relegada a un papel simbólico.

(3) ¿Está realmente presente en España?

Sí. Está presente desde principios de la Transición. El historiador y periodista Santiago Mata, en su libro “El Yunque en España: La sociedad secreta que divide a los católicos” (Amanecer) afirma que en 1976 ya estaba presente.

(4) ¿Cuántos miembros crees que podría llegar a contar?

Resulta complicado hacer un cálculo preciso de sus miembros. Esta información la desconoce incluso la mayor parte de los miembros de El Yunque. Aproximadamente podríamos hablar de entre doscientos y trescientos entre jóvenes y adultos. Ciertamente su número es muy reducido, sin embargo en su mayoría están situados estratégicamente para -aun siendo pocos- poder influir y manipular a un gran número -cientos de miles- de personas.

(5) ¿Cómo capta a nuevos miembros?

La vía de captación más frecuente, por no decir la única, es el activismo. Mucha gente se acerca a las asociaciones “pantalla” de El Yunque con la intención de colaborar con iniciativas pro vida, de defensa de la familia o las libertades. En otras ocasiones el “gancho” es la formación para el activismo, jornadas de puertas abiertas y eventos lúdicos como capeas.

Entre estas personas suele haber un gran número de jóvenes. Éstos son invitados a colaborar con las asociaciones, unas veces con las más conocidas, otras en organizaciones más pequeñas, por lo general sin registrar. Poco a poco van absorbiendo el tiempo de los nuevos colaboradores hasta aislarlos de su entorno, sustituyéndolo por miembros del Yunque. De manera paulatina se asigna a los jóvenes nuevas tareas y responsabilidades. Se les hace sentir víctima de intentos de manipulación social y artífices de todo éxito. Así se sienten elementos necesarios en la construcción de una sociedad mejor y los únicos artífices de los logros.

Mientras forman parte de estas asociaciones, cada joven -al que se denomina “pre”- tiene asignado a un miembro de El Yunque que -sin que él lo sepa- se encarga de observarlo y elaborar informes sobre él. Durante este periodo el “pre” es sometido a una serie de pruebas camufladas como tareas de la asociación. Compromiso: Se pide al “pre” que realice una serie de tareas que debe cumplir durante un periodo más o menos largo de tiempo. Entre ellas destaca la de liderazgo: se les encarga dirigir un pequeño grupo, manteniendo la disciplina. Independencia económica: solicitan que hagan donativos para estudiar cuánto dinero y con qué frecuencia pueden aportar. La última prueba es la de acción directa: al “pre” se le encarga algún acto vandálico con el fin de ver si están dispuestos a obedecer cualquier orden. A estas pruebas hay que añadir el estudio sobre su manera de pensar, posible ascendencia judía, etc.

Si el joven pasa todos los filtros recibe una cita a la que debe acudir solo. En ella se le indica que para hacer el bien de una manera superior debe realizar un juramento. Es entonces cuando comienza a formar parte de El Yunque.

(6) Háblanos de su forma de organización.

El Yunque se organiza en células estancas de no más de una decena de personas. En ella hay un jefe al que obedecen y que a su vez está en otra célula superior. Por lo general, los miembros de una célula no conocen a los de las otras. Las células se reúnen semanalmente, así como los miembros, de manera individual con su jefe.

Una vez al mes tienen un encuentro de formación más completo y anualmente una convivencia. En ésta es frecuente que coincidan miembros de varias células, e incluso que acudan los matrimonios.

Para garantizar el anonimato, llegan a las reuniones por separado y nunca salen juntos, además varían el lugar y la hora.

(7) ¿Qué comporta ''ser'' del Yunque? ¿Qué obligaciones adquieres?

Ser de El Yunque conlleva la obligación de primordialidad. Esto implica que El Yunque, sus objetivos y actividades se anteponen a cualquier otro aspecto de la vida. Los miembros de El Yunque necesitan el visto bueno de sus jefes para casarse y no pueden llevar a cabo iniciativas que no hayan sido aprobadas. El jefe controla las lecturas de sus subordinados. Si son estudiantes, supervisa sus notas.

Además, deben asistir a las reuniones semanales, mensuales y anuales. En teoría tienen obligación de publicar periódicamente artículos en la prensa -aunque en la práctica no todos lo hacen-, realizar una serie de aportaciones económicas, etc. Por tanto, hablamos de una pertenencia que impregna todas las facetas de la vida.

(8) ¿Es realmente peligroso? ¿En qué radica su maldad?

Sí, pero, como he dicho en otras ocasiones, su peligro es muy sutil. En apariencia todas sus actividades son buenas, lo hace más peligroso, pues con un velo de pertenencia eclesial engañan a mucha gente de buena voluntad para que colabore con ellos.

Toda actividad de El Yunque tiene una triple finalidad: cumplir los objetivos de la sociedad secreta, lograr los fines de sus asociaciones tapaderas e instaurar una teocracia -al estilo de las dictaduras islámicas.

Los fines de sus asociaciones pantalla, en principio no son dañinos. Sin embargo, como son el “gancho” que usan para los otros dos, también se tornan perjudiciales. Durante los actos orientados a conseguirlos intentan captar jóvenes.

Si hubiera que señalar tres peligros concretos estos serían:

1) La división y desconfianza entre los católicos que quieren poner su granito de arena para mejorar el mundo y se encuentran con la necesidad de discernir si lo hacen con el grupo correcto, desconfiando antes de colaborar.

2) El riesgo para los jóvenes que, acercándose con buena intención a las asociaciones tapadera de El Yunque, corren el riesgo de terminar en una secta.

3) La Iglesia, sin ser responsable, parece la culpable de las actividades de El Yunque.

(9) ¿Crean plataformas propias o prefiere infiltrarse en las ya existentes?

Hay ejemplos de los dos tipos. Unas las crean y en otras se infiltran.

(10) ¿Qué plataformas podríamos decir que están bajo su influencia?

Podría enumerar una larga lista de asociaciones, unas registradas y otras no, pero no quiero perder la esperanza en que sean ellos mismos quienes se den cuenta de su error y rectifiquen públicamente.

(11) ¿Hay algún dirigente político o partido que tenga estrechas relaciones con el Yunque?

Sí. Aquí nos encontramos con una situación similar a la de las asociaciones. Hay partidos en los que tienen infiltrados miembros -aunque sin mucho peso-. También han fundado y controlan un partido, aunque lógicamente intentan mantener esta relación oculta.

(12) ¿Qué son los colaboradores involuntarios?

Los colaboradores involuntarios de El Yunque son aquellas personas que, con buena voluntad, buscando hacer el bien, llegan a las asociaciones “pantalla” de El Yunque y su trabajo es usado para los fines la secta.

(13) ¿Hay alguna forma de hacerles frente?

Sí. En ConozcaElYunque.es proponemos estas acciones: informarse, rezar, darse de baja de sus plataformas, no difundir sus iniciativas, apoyar iniciativas alternativas en las que no estén presentes, advertir y seguir rezando.

Podríamos resumirlo en conocer y difundir la verdad, rezar y no colaborar con ellos, sino con quien actúa honestamente.

(14) Si alguien entra en el Yunque y luego quiere salir, ¿a qué se enfrenta?

Depende. Si la persona no les es de interés, simplemente tendrá presiones para que no difunda información sobre El Yunque. En caso de que quien abandona la sociedad secreta les sea de utilidad, tratarán de impedirlo por todos los medios, desde amenazas -espirituales, laborales o físicas- a presiones económicas pasando por darle responsabilidades para que se considere imprescindible.

(15) En tal caso, ¿cómo debería actuar? ¿Con quién debería ponerse en contacto para pedir ayuda?

Si el miembro de El Yunque se ha dado cuenta de que no está en el sitio correcto, lo primero que tiene que hacer es dar gracias a Dios por ser consciente de ello. Debe saber que por muchas dificultades que encuentre en el camino se puede y merece la pena. Tiene que saber que no está solo. Que hay gente que ya ha pasado por ahí y que va a encontrar apoyo.

Es fundamental que no se quede solo. Mi consejo es que pida ayuda, que acuda a su obispo y le cuente con confianza su vivencia. Si teme por su vida o su seguridad, también a la Policía. Si no sabe por dónde empezar también puede ponerse en contacto con nosotros, o con otros blogs como el de Santiago Mata para que les ayudemos.

(16) ¿En qué consiste la iniciativa conozcaelyunque.es?

ConozcaElYunque.es es un blog que nació a finales de agosto de 2013 para dar a conocer los peligros de El Yunque, alertar a las posibles víctimas y a quienes pueden hacer algo por frenarlo.

No tenemos una estructura jerárquica, sino que hay mucha gente que comparte la idea y colabora como mejor puede hacerlo. Unos aportan su testimonio, otros detectan problemas y sugieren el tema de las entradas. Yo escribo los textos y llevo la parte técnica. Hay unas personas que revisan los textos no tengan erratas ni imprecisiones y sean fáciles de comprender. La manera de trabajar ha surgido espontáneamente y aunque no está escrita en ningún papel, funciona gracias al esfuerzo y oración de mucha gente.

(17) AHORA INFORMACIÓN es una revista leída por muchas personas con inquietudes que participan activamente en iniciativas católicas. ¿Quieres dedicarles algunas palabras?

Me gustaría decirles que su trabajo es necesario. Que se aseguren de estar en el sitio correcto para que su trabajo construya el bien, sin servir a otras iniciativas ocultas, que no se dejen utilizar, pero que no desistan en su empeño.

A los laicos nos corresponden tareas sociales y políticas muy importantes. De la misma manera que no las dejaríamos en manos de grupos modernistas o marxistas, tampoco en manos de una sociedad secreta anti cristiana.

***
(Nota de la dirección de AHORA INFORMACIÓN).

AHORA INFORMACIÓN entronca con una tradición de periodismo que lleva dos siglos practicándose en España. A pesar de contar con pocos medios, nos alienta el mismo ideal de búsqueda de la verdad y lucha contra la injusticia que han seguido los órganos de prensa leales a don Carlos. Que a nadie le extrañe, entonces, que después de algunas deliberaciones y consejos prudentes nos posicionemos, claramente, en este asunto. Las palabras del obispo auxiliar de Getafe, monseñor Rico Pavés, nos han resultado inspiradoras y esperamos que también lo sean para usted, querido lector: "La fecundidad apostólica no se identifica con la eficacia de estrategias destinadas a ganar espacios de influencia y de poder en la sociedad, aunque se pretenda que esas estrategias persigan un fin muy bueno. 

La fecundidad apostólica pasa por amar con el amor de Cristo, lo cual implica ser con Él semilla que cae en tierra y muere, amar a los enemigos y bendecir a los que nos maldicen".

Más información sobre el mismo tema.

4 comentarios:

  1. Yo no me fiaría ni le daría cancha ni le daría la auctoritas que aporta salir en la revista Ahora a un "periodista" que achaca como defecto "INADMISIBLE" del Yunque "el radicalismo o la homofobia" [http://www.conozcaelyunque.es/yunque-una-asociacion-de-fieles/] o que el Yunque "intentar construir una teocracia impositiva " []http://www.conozcaelyunque.es/malgasta-energias-y-desgasta-a-las-personas/] que en la neolengua del Sistema ya sabemos que significa todo ello.
    Y sin embargo ni nombra ni denuncia lo que realmente es lo peligroso del Yunque y que es la realidad:
    Que lo que se supone herederos del yunque "cristero" en realidad es un instrumento neocon de los Estados Unidos a través del Phoenix Institute, por el que han pasado todos los directivos de HO y organizaciones pantalla y que se puede constatar en sus acciones y en las organizaciones y tipos de políticas que apoya en España

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Manuel:

      En la 'neolengua' todos sabemos lo que significa, pero no es un idioma que hable ni mucho menos escriba.

      La crítica a la homofobia, ha de entenderse en consonancia con el punto 2357 y siguientes del Catecismo de la Iglesia Católica.

      Respecto a la instauración de una "teocracia impositiva", hay que matizar que El Yunque es una sociedad secreta anticristiana. Por tanto, los "dictados Evangélicos" en base a los cuales El Yunque pretende que se guíe la sociedad, no coinciden con las enseñanzas de la Iglesia y menos del Evangelio, aunque -de manera retorcida- se trate de asemejarlos.

      Eliminar
  2. Sinceramente no me fío de rebotados de ninguna asociación, y tiene pinta de eso. Tampoco veo nada especialmente terrible en lo que dice. Posiblemente el autor llama teocracia a la confesionalidad o parecido (igual hasta menos). Ni veo que tenga miedo por decir lo que dice públicamente. El resto de "problemas" es más de sus enemigos que de ellos. Lo de la división y lo de que les relacionan con la jerarquía eclesiástica no creo que sean sus fines, sino los de sus enemigos. Creo que El Yunque haría muy bien en legalizarse y acabar con bulos. Aunque el sambenito lo llevarán siempre. Pero supongo que piensan que entonces pierden eficacia. Ellos verán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado (me gustaría dirigirme a usted por su nombre, pero lo desconozco):

      Resulta curioso pero -salvo en contadas excepciones- no he encontrado fuentes que se refieran a El Yunque con rencor. Es un tema en el que veo pocos "rebotados" -aunque alguno me he encontrado-. Principalmente percibo dos perfiles: el del converso que se arrepiente del daño hecho y trata de repararlo y el de quien se descubre manipulado.

      La regularización de El Yunque es una opción, pero no creo que sea factible por dos razones:

      - Ya han engañado a la Iglesia con una supuesta regularización que no ha sustituido en ningún aspecto a la sociedad secreta.

      - El Yunque nació para una situación de persecución religiosa y a día de hoy tiene por principales objetivos alcanzar el poder y sostenerse. El secretismo es una de sus principales señas de identidad y medio para tratar de influir. Sin él está abocado a desaparecer.

      Pienso sinceramente que la solución no pasa por la transformación de El Yunque, sino por su disolución, pues la tendencia a actuar en secreto y a emplear cualquier medio siempre estará presente. Sus -entonces ya- ex miembros seguro que tendrán mucho que aportar, pero después de haberse deshecho de los lastres.

      Respecto a la teocracia, le remito a la respuesta al comentario superior y a mi conozcaelyunque.es, donde también lo desarrollo.

      Eliminar